PA
Regresar al blog
2016-11-09
Panamá, un destino turístico que nadie debe perderse

Ubicado en la mitad del continente americano, uniendo el norte con el sur y rodeado por los océanos Pacífico y Atlántico, Panamá se ha convertido en un destino turístico visitado por muchos extranjeros.

Podrán haber más de mil razones para visitar Panamá y enumerar cada una de ellas nos tomaría una vida, por ello, compartimos los 5 motivos que hacen que Panamá sea tan visitado a lo largo del año.

Su Historia

Un país rico en anécdotas e historias que han contribuido en el desarrollo comercial a nivel mundial. Desde la llegada de los españoles, el descubrimiento del Mar del Sur, la Independencia de Panamá de España, la llegada de los franceses en su intento por construir un canal a nivel, la Separación de Panamá de Colombia, la construcción del Ferrocarril, la construcción del Canal de Panamá, entre otras.

Podrás conocer las Ruinas de Panamá Viejo, primer asentamiento de la Ciudad de Panamá fundada en 1519, que se convirtió en la primera ciudad establecida por los españoles en las costas del Océano Pacífico. 

Ponte cómodo para caminar por las mágicas calles del Casco Viejo y conoce mucha historia alrededor del nacimiento de Panamá como República y la Construcción del Canal de Panamá. Su arquitectura colonial francesa, mezclada con el horizonte lleno de rascacielos, le otorga a esta sección de la ciudad una magnificencia digna de admirar. Por la noche, este lugar es lo suficientemente provocador, ya que cada esquina y callejón alegra las calles con música.

No puedes dejar pasar la oportunidad de ver un barco transitar por el Canal de Panamá. Esta maravilla de la ingeniería del siglo XX es considerada por muchos como la octava maravilla del mundo.

Sus Playas

Panamá es un país pequeño rodeado de magníficas playas. Podrás bañarte en el Pacífico en la mañana y ver el sol ponerse en el Atlántico, el mismo día. En el Pacífico podrás bañarte en playas de arena blanca y aguas cristalinas como el Archipiélago de Las Perlas, Contadora, Isla Iguana y Coiba o playas como La Barqueta, Venao, Pedasí, Punta Chame, Coronado, Santa Clara, Taboga, Río Hato y Veracruz.

En el lado Atlántico, podrás vivir una experiencia caribeña y afroantillana en las playas de Colón como María Chiquita, Isla Grande, Isla Mamey y Langosta o bien en la provincia de Bocas del Toro donde podrás conocer Playa Tortuga, Playa Estrella, Playa Bluff, Playa Punta Carenero o la Comarca Guna Yala, con más de 365 islas.

La mayoría de las playas de las costas panameñas tienen resorts donde podrás disfrutar con comodidad. Podrás llegar por carretera o por avión, dependiendo del destino que elijas. Las playas de Panamá son toda una experiencia que no querrás que termine una vez la vivas.

Su Flora, Fauna y Clima

En idioma indígena, Panamá significa abundancia de Peces y Mariposas y hay de todo tipo. Panamá goza con una diversidad de animales, plantas, ríos y lagos que te enamorarán con su belleza. Podrás recorrer los senderos del Parque Metropolitano, el Camino de Cruces, conocer el águila Arpía en el Summit, pescar en Gamboa, descubrir toda una variedad de aves en Darién, escalar el Volcán Barú, disfrutar de la paz y tranquilidad de El Valle de Antón y Boquete.

El clima de Panamá es perfecto para la sostenibilidad medioambiental y es por eso que goza de tanta diversidad de flora y fauna. La época más cálida, donde se disfruta de una brisa y sol de verano son de diciembre a abril, ya a partir de mayo comienza la época lluviosa.

Su Comida

Influenciada por muchas culturas en Panamá encontrarás una amplia variedad de sabores para todos los paladares, desde China, española, Francesa, Afroantillana, India, Italiana, etc. La comida típica panameña se disfruta a toda hora y depende de la región los platos son totalmente diferentes, sin embargo en el centro de la ciudad puedes degustarlos todos: patacones, yuca frita, torrejita de maíz nuevo, almojábano, hojaldre, bistec picado, ropa vieja, arroz, tasajo, arroz con pollo, sanchoco, arroz con coco, pescado frito, entre otras.

El Folklore

Durante el mes de noviembre se celebran las fiestas patrias y es por eso que este es el mes donde se vive más el folklore panameño. Los bailes, la música y sus trajes. Otra época importante para el panameño son los Carnavales, que generalmente se celebran a principios o mediados de febrero, en pleno verano panameño. Para estas fiestas se luce todo el esplendor que conlleva el traje típico y de fantasía y las historias y tradiciones detrás de cada pueblo. 

No puedes dejar pasar la oportunidad de vestirte con la hermosa Pollera Panameña, el traje típico más premiado del mundo, bailar un tamborito o Congo, disfrutar de un show de Diablitos Sucios, conocer sobre las tribus indígenas o los pueblos del interior.