PA
Regresar al blog
2016-11-07
¿A qué edad debo permitirles un smartphone a mis hijos?

Los smartphones se han convertido en una herramienta indispensable para los adultos, que facilita muchas de las tareas cotidianas en un solo dispositivo, inclusive como pacificador o centro de entretenimiento de nuestros hijos. Pero, ¿cuál es la edad ideal para tener uno? Muchos padres tienen esta duda.

Como es algo nuevo, los padres no tienen experiencia en esto. No saben cómo lidiar y qué hacer, pero te podemos ayudar. Acabemos con esa duda.

Para comenzar, debes pensar en la utilidad que tiene esta herramienta en la vida de los pequeños. Debes pensar, será que mi hijo o hija de 4 años ¿necesita un celular?, ¿lo va utilizar?, ¿necesita socializar por esta vía?  Probablemente no lo necesite, si ellos quieren jugar, existen otras posibles opciones. Los videojuegos son una buena opción, existen muchos juegos electrónicos que estimulan a los niños a pensar, ser creativos y aprender idiomas. Otra alternativa son tabletas interactivas con juegos incluidos, con la posibilidad para descargar decenas más y que incluyen protección parental para el cuidado de los chicos.

Se les debe explicar que es una herramienta, no importa si su compañero de la escuela tiene un teléfono inteligente, tu hijo deberá comprender que no necesita tener uno por ese motivo. Los niños utilizan la frase “todo el mundo lo tiene” para convencer a los padres, pero no es verdad, la mayoría de chicos entre 5 y 9 años no posee un smartphone.

La edad ideal

No existe la edad ideal, la verdad es esa. Muchos niños de 9 años ya poseen celular y es porque los padres dejan que los chicos tengan una vida social más activa y necesitan comunicarse con ellos.

Generalmente los niños comienzan a tener la necesidad de un poseer un smartphone entre los 12 o 13 años. Puede ser buena opción comprar un equipo económico con pre pago y dejar que ellos administren su crédito, así les ayudará a que tengan una visión de responsabilidad.

Si deseas obsequiar a tus hijos un smartphone, debes supervisarlo constantemente. Con los teléfonos inteligentes los niños están conectados con el mundo, tienen acceso a internet, redes sociales y otros sitios. Por eso usted debe monitorear la actividad que realicen.

Es imposible que los niños se desenvuelvan en ambientes ajenos a la tecnología, el trabajo de los padres será importante para que los niños no se vuelvan dependientes de los smartphones, computadores y de la televisión.