PA
Regresar al blog
2016-07-29
10 pasos para lograr una vida saludable

Cuando hablamos de una vida saludable debemos hablar también de tener una alimentación balanceada, hacer ejercicio de forma regular y de cambiar algunos hábitos que pueden afectar tu salud. Hacer estos cambios requiere de mucha fuerza de voluntad, además de compromiso para lograr tus objetivos.  Te damos unos tips para poder lograr estos cambios de forma paulatina.

Comienza con cambios pequeños

Empieza con cinco sentadillas, la próxima semana haz 10 y así sucesivamente; añade verduras a tu almuerzo, sube las gradas en lugar de usar el elevador. Es más fácil cambiar algunos hábitos si empezamos poco a poco, al principio será difícil, pero luego tu organismo se irá acostumbrando a esta nueva rutina.

Busca una actividad física

Encuentra una actividad que te guste, si no te gusta correr, prueba con natación o fútbol. Recuerda que el ejercicio es uno de los pilares que sostienen una vida sana. Unos 30 minutos al día de actividad física mejoran increíblemente tu salud.

 

Inicia un plan de alimentación

El hecho de que quieras llevar un estilo de vida saludable no significa que nunca más podrás tomar una gaseosa, comer helado o pastel, simplemente no estarán en tu menú diario. En tu refrigerador deben predominar las frutas, las verduras y las hortalizas, no te olvides de la carne y el pescado; evita los alimentos procesados.

Bebe agua

El agua pura debe ser la bebida principal. Debes limitar el consumo de gaseosas y alcohol, porque aportan azúcar y calorías a nuestro organismo.

No te estreses

Este es un punto difícil de lograr, pero intenta reducir tus niveles de estrés lo más que puedas. El exceso de estrés provoca cansancio crónico y evita que seamos felices, que es la base de una vida saludable.

Descansa correctamente

Es recomendable que duermas 7 u 8 horas para que puedas recuperar las energías gastadas durante el día. Eso sí, evita ver televisión o usar tu celular antes de dormirte porque esto solo entorpecerá el sueño.

Aléjate del azúcar

La Organización Mundial de la Salud recomienda reducir al 5 %, es decir unos 25 gramos,  el consumo de azúcar diaria. Este porcentaje incluye el azúcar que poseen los alimentos como la miel o jugos de frutas.

Incluye fibra en tu dieta

Es muy importante para regular el tránsito intestinal y producir la sensación de saciedad que evitará que consumas calorías de más. Las frutas, las verduras y las hortalizas son ricas en fibra, he ahí la importancia de añadirlo en la dieta.

Cocina tú mismo

Prepara la comida en casa porque así evitarás cualquier alimento precocinado. Prueba cocinar al vapor o a la plancha, que es lo más recomendado para las dietas. No solo ahorrarás calorías, también gastos extras.

Mantén tu peso equilibrado

El exceso de peso provoca enfermedades como diabetes, presión alta y problemas del corazón. Por otro lado, el peso bajo produce problemas cardiacos, anemia, depresión, baja resistencia a las infecciones, entre otras enfermedades. El peso puede ser controlado con una alimentación balanceada y ejercicio físico.

Empezar una vida sana requiere de modificar algunos hábitos alimenticios, hacer ejercicio y prestar atención al descanso. Si quieres, puedes. Solo debes empezar por el punto uno hasta finalizar en el diez.